El Gobierno define un protocolo para prevenir hechos de inseguridad en los hospitales y CAPS

By on 25 enero, 2016
tmb1_669002_201601242051150000001

Las áreas de Salud y de Seguridad diseñan un plan para prevenir delitos y actos de violencia en contra del personal de la sanidad La medida surgió como respuesta a las denuncias que realizaron, a través de LA GACETA, médicos y enfermeros de dispensarios

PLANIFICACION. En respuesta a las denuncias de los médicos, autoridades de Seguridad y de Salud definen un protocolo para los hospitales y CAPS. prensa Ministerio de Salud Pública de Tucumán

PLANIFICACION. En respuesta a las denuncias de los médicos, autoridades de Seguridad y de Salud definen un protocolo para los hospitales y CAPS. prensa Ministerio de Salud Pública de Tucumán

Los hechos de violencia e inseguridad que mantienen en vilo a médicos y empleados de los Centros de Atención Primaria de la Salud (CAPS) y que se vieron reflejados en un informe publicado por LA GACETA la semana pasada, siguen generando respuestas por parte de las autoridades.

La ministra de Salud, Rossana Chahla, y el secretario de Seguridad Ciudadana, Paul Hofer, encabezaron una reunión en la que se resolvió avanzar con la creación de un nuevo protocolo de seguridad que se instrumentará en las instituciones sanitarias de toda la provincia.

Durante la audiencia, que se realizó en el hospital Padilla y contó con la participación de miembros de la Policía, se analizaron medidas para erradicar las situaciones de violencia en las instituciones de salud pública.

En este sentido, los profesionales de distintos CAPS de la capital denunciaron que a diario son víctimas de agresiones físicas y verbales por parte de pacientes, en la mayoría de los casos jóvenes adictos que no quieren esperar su turno para ser atendidos, o de sus familiares.

“Los protocolos con los que estamos trabajando no sólo reducirán las situaciones de delito que puedan tener lugar, sino las de violencia. Los tucumanos deben entender que hay que cuidar nuestro Sistema Provincial de Salud, las instalaciones que son de todos los ciudadanos”, sostuvo Hofer al finalizar la reunión.

A su turno, Chahla informó que se designó a Federico Jordán como coordinador y referente del plan de seguridad que se llevará a adelante en los centros sanitarios. “Estamos avanzando con rapidez y estructuramos un protocolo que está siendo estudiado y adecuado para la problemática de cada uno de los hospitales y servicios, sobre todo durante las guardias”, precisó la ministra.

Además, reiteró que se está trabajando en la articulación de tareas entre la Policía y el personal de vigilancia privada que presta servicio en los CAPS.

Por su parte, el subdirector del Hospital Padilla, Alejandro Lembo, manifestó que la sociedad debe respetar más el trabajo de los sanitaristas. “Estamos preocupados por la salud de todos y por su seguridad, trabajando con la necesidad de cada uno de los hospitales para que las medidas que se tomen se adecuen a la realidad de cada efector”, agregó.

Antes de informar sobre la creación de un protocolo de seguridad para los centros médicos, el PE ya había anunciado que se reforzará la presencia policial y que se harán controles más rigurosos sobre el ingreso de pacientes y sus familiares.

Respuesta de la Justicia

Al ser consultado sobre la situación por la inseguridad en los CAPS, el ministro fiscal,Edmundo Jiménez, reconoció que está fallando la prevención. “Si bien es un tema que atañe a la fuerza policial, que es la que tiene que brindar la seguridad para que el delito no se cometa, es necesario contar con un mapa del delito que facilite identificar las zonas donde estos hechos suceden con más frecuencias para poder actuar rápidamente y esa es responsabilidad de la Justicia”, argumentó.

Jiménez resaltó que el Ministerio Público tiene “pocos elementos para trabajar en la seguridad, porque no se cuenta con estadísticas, no hay mapas del delito actualizados y los pocos que existen son fruto de la buena voluntad de algunos integrantes del Poder Judicial o policías que lo hacen de manera precaria, sin las herramientas necesarias como para garantizar que esa información sea una herramienta efectiva de prevención”.

Nuevas denuncias

Pese a los anuncios oficiales, en los últimos días se registraron nuevos hechos de inseguridad que fueron denunciados por el Sindicato de Trabajadores Autoconvocados de la Salud (Sitas). En el CAPS ubicado en Marcos Paz y Bulnes, en el noroeste la capital, hubo dos episodios violentos con familiares de pacientes.

También se registraron denuncias de empleados del CAPS Bienestar, en el barrio San Cayetano, en la zona sur, debido a que se produjeron arrebatos en las inmediaciones y también hubo problemas con jóvenes adictos que concurren para ser atendidos. Según el secretario adjunto de Sitas, Julián Nassif, “también hubo un hecho violento contra el personal del CAPS de Amaicha del Valle”.

El profesional, además, expresó el malestar que hay en el gremio debido a que no fueron invitados a participar de las reuniones en las que se define el protocolo a implementar en los centros sanitarios de la provincia.

“Lamentablemente, el gremio que representa a los trabajadores de la Sanidad está siendo excluido de estas discusiones, pese a que somos quienes vivimos en carne propia la inseguridad mientras realizamos nuestra labor diaria”, se quejó Nassif.

 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

quince − seis =