BOLETÍN N°17/2018 FESPROSA

By on 5 octubre, 2018

 

UNA MOVILIZACIÓN HISTÓRICA

 

El 4 de Octubre se concretó la movilización de salud más importante de la era democrática. Más de 20.000 compañeros llenaron las calles de Buenos Aires, junto a otros miles que lo hicieron también en el interior. Esta movilización fue construida por la potencia de su llamamiento. No fue un acuerdo de aparatos, no fue un acuerdo cupular, sino una auténtica autoconvocatoria multisectorial a la que respondieron más de 400 organizaciones de salud (sociales, políticas, gremiales, de pacientes) y dieron la base para un documento que contuvo al conjunto de los que, desde distintas perspectivas, queríamos pelear contra la disolución del Ministerio de Salud, contra la CUS, contra el ajuste brutal que está imponiendo el gobierno de Mauricio Macri en el plano sanitario. Esas 400 organizaciones (grandes, medianas, pequeñas) estuvieron en la calle y marcharon del ex Ministerio a la Plaza de Mayo.

También podemos afirmar que fue una movilización verdaderamente federal. Hubo actividades en más de 20 ciudades, en la mayoría de las cuales la FeSProSa jugó un rol importante. En primer lugar, en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, con una delegación que marchó junto a la columna de la CICOP con compañeros de Tucumán, de Santa Fe, Santa Cruz, Jujuy, Córdoba y Formosa. Junto a la columna de CICOP y FESPROSA marcharon también los tres grandes hospitales nacionales: el Garrahan, con su seccional de FeSProSa; el Cruce, con su sindicalización reciente y el Posadas con su movilización multisectorial de pacientes, residentes, con la comunidad que está en lucha, dando una muestra de la potencia del conflicto de salud.

Un documento de la envergadura y resultado de un debate tan importante tuvo desde el palco a la lectora ideal: alguien dijo “si no sabés a dónde ir, anda a donde va Nora”. Y Nora vino. Encabezó la marcha, subió al palco y leyó con enjundia, con emoción, el documento de acuerdo que reproducimos más abajo. El Movimiento por el Derecho a la Salud (MDS), construcción de la FeSProSa, junto a otras organizaciones de la CTA Autónoma, fue el gran articulador de esta movilización multisectorial. Fortalecer el Movimiento por el Derecho a la Salud, tanto en los territorios como a nivel nacional es la posibilidad de que esta acción multitudinaria no quede como un espasmo aislado sino que tenga continuidad en el tiempo para poder revertir las políticas  privatizantes, antisindicales y antisanitarias del gobierno de Cambiemos.

La FeSProSa jugó un activo papel, y esto lo vemos en la galería de fotos que mostramos más abajo, en las movilizaciones de Neuquén, La Pampa, San Luis, San Juan, Córdoba, Rosario, Chaco, La Rioja y Chubut. Queremos destacar también la movilización del sector salud de la CTA Autónoma de Misiones-Posadas. En definitiva, el desafío del sector sanitario no es distinto que del conjunto del movimiento popular. ¿Cómo hacer para poner en la calle toda la potencia y no esterilizarlo en las discusiones que nos quieren llevar a las terminales de una u otra opción electoral para 2019? Estamos convencidos que la necesidad de articular en el campo de la salud como lo hizo el movimiento universitario, a través de acuerdos amplios, tiene que ser la perspectiva tanto para nosotros como para el conjunto del campo popular y de sus organizaciones gremiales y sociales.

Este es el desafío que hoy tiene la FeSProSa, este es el desafío que tiene el MDS. Hemos dado un gigantesco primer paso. Hemos logrado un cambio de calidad en la resistencia. La Federación asumió en todo el país, con todos sus dirigentes una responsabilidad que crece y que deberemos afrontar

DESCARGAR BOLETÍN Nº17 – COMPLETO

….

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *